Plan de Marketing Online en 10 pasos

El Marketing se está convirtiendo en una de las herramientas más importantes a la hora de promocionar nuestro negocio en el sector digital, así como un gran apoyo para alcanzar nuestros objetivos. Si tienes algún proyecto en mente, pero no sabes cómo llevarlo a cabo, aquí te dejamos una guía que muestra en 10 sencillos pasos el camino que debes seguir para elaborar un buen Plan de Marketing Online. Toma lápiz y papel y apunta. ¡Vamos allá!

1- Mi identidad 
Lo primero que debemos hacer es definir quiénes somos, qué producto o servicio vamos a vender y cuál es nuestra marca. Esto nos ayudará a determinar la línea que vamos a seguir y cómo va a evolucionar nuestro proyecto.

2- Modelo de negocio 
Ahora tenemos que dar un paso más y pensar cómo lo vamos a llevar a cabo, esto es, pensar en un modelo de negocio adecuado que nos ayude a conseguir los beneficios esperados. Modelos de negocio en internet hay muchos. Algunos ejemplos para que te hagas una idea serían una tienda online, un servicio de pago y suscripción, o webs de cupones descuento como Groupon entre otros.

3- Target Market
Es importante que tengamos claro quiénes son nuestros consumidores, debemos preguntarnos ¿hacia quién va dirigido mi producto o servicio? ¿quiénes son mis compradores? Esto nos ayudará a la hora de llevar a cabo las acciones relativas al desarrollo de producto, distribución, etc. Que nos permitan atender a nuestro público objetivo de la mejor manera posible.

Debemos saber también a qué tipo de mercado atendemos, por ejemplo, no actuaremos igual si nuestro mercado potencial es un nicho de mercado que si es un mercado más amplio.

4- Análisis del entorno y la competencia      
El siguiente paso consiste en investigar lo que nos rodea. Al más puro estilo Sherlock Holmes, debemos realizar un buen trabajo de campo para conocer a nuestra competencia, tanto física como en la web, ver quiénes les compran y cómo lo hacen. En definitiva, saber cómo se desenvuelven nos ayudará a crecer y a mejorar, ya que muchas veces sus clientes pueden ser futuros consumidores de nuestros productos o servicios.

5- Objetivos y Metas 
Una vez que hemos llegado hasta aquí tenemos que ponerle un rumbo a este proyecto. Por ello, cabe destacar que el timón debe girar hacia unos objetivos. Te recomiendo personalmente que partas de unos objetivos generales, y, dentro de cada uno de ellos, establezcas unos objetivos específicos. Siempre los objetivos generales serán una suma de objetivos específicos que serán más fáciles de alcanzar.

Un objetivo general podría ser Aumentar las ventas, y sus objetivos específicos correspondientes serán acciones que me ayuden a conseguirlo, como puede ser aumentar la publicidad, ampliar la red de distribución, crear ofertas, etc.

6- Define tus estrategias                                           
En este apartado tenemos que pensar en el medio/ largo plazo del proyecto, hay que diseñar un plan de acciones a seguir que podrá ir variando de acuerdo a los resultados, aunque siempre hay que tener un margen previsto.

7- Recursos 
Aquí englobaríamos, en primer lugar, el presupuesto del que disponemos para realizar el proyecto. Ten en cuenta que este será la gasolina de nuestro proyecto, por lo que es fundamental llevar un registro de la contabilidad.
También se consideran como recursos los activos de los que disponemos, ya sean ordenadores, servidores, página web, etc.

8- Herramientas de Marketing           
Las herramientas de marketing nos ayudarán a alcanzar nuestros objetivos y situar a nuestro proyecto donde se merece. Tenemos muchas herramientas como google analytics, o diversos programas estadísticos que nos pueden ayudar a medir el impacto que está teniendo nuestro negocio en internet.

Además, contamos con dos herramientas muy potentes como son el SEO y el SEM, que sirven para posicionar nuestra web en los buscadores. Es clave para dirigir más tráfico hacia nuestra web.

9- Análisis DAFO
Realizaremos este análisis, que se explica con sus cuatro letras.

Debilidades: aquí incluiremos los puntos más débiles de nuestro negocio.
Amenazas: cualquier elemento que pueda ser un problema para nosotros.
Fortalezas: incluiremos los puntos fuertes de nuestro negocio.
Oportunidades: todo aquello de lo que podamos sacar partido.

10-   Análisis y conclusiones
¡Ya hemos llegado al final del camino! Lo último que debemos hacer es un análisis con toda la información que hayamos reunido en los puntos anteriores y sacar conclusiones que sean útiles para nuestro negocio.

Si tienes alguna duda o necesitas ayuda, te dejamos aquí un formulario para que podamos ayudarte desde Sayonara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PACK DIGITALÍZATE