¿Dónde es mejor invertir? ¿Facebook Ads o Google Ads?

Algunos clientes cuando cuentan con un presupuesto muy limitado, siempre tienen la duda de ¿lo invierto en Facebook Ads mejor en Google Ads? Para tomar esta decisión, no hay nada mejor que ver un poco los pros y contras de cada plataforma. Ya sabéis que tanto Google Ads como Facebook Ads son plataformas online muy útiles hoy día, las cuales logran que las empresas consigan una publicidad más efectiva en Internet. Ambas funcionan mediante el método de Pago por Clic (PPC), aunque también tenemos la opción de escoger el Pago por cada mil Impresiones (PPM).

Si te preguntas qué publicidad es mejor para tu negocio, vamos a analizar las características que ofrece cada herramienta. Aun así, hay que tener en cuenta que utilizaremos una u otra dependiendo de los objetivos de la empresa.

Facebook Ads vs Google Ads

Por una parte, Google Ads permite realizar un amplio repertorio de acciones publicitarias ya que podemos publicitarnos tanto en la Red de Búsquedas de Google, en la Red de Display mediante vídeos, banners y otros formatos y/o hacer campañas de mailing a través de Gmail.

En este post hablaremos de la Red de Búsquedas ya que permite mostrar a los usuarios anuncios relacionados con las búsquedas que ellos mismos han realizado, por lo que éstos tienen más posibilidad de mostrar una actitud receptiva hacia nuestros anuncios. Para Google, las búsquedas se concentran en muchas palabras clave y, por ejemplo, en el caso de las marcas de ropa, este tipo de palabras son muy genéricas (ropa, pantalones, zapatos, etc.), lo que provoca que Google Ads eleve el precio del servicio. En consecuencia, habría que pujar solamente por aquellas palabras clave que demuestren un retorno de inversión para la marca y establecer una estrategia que nos permita alcanzar el beneficio deseado.

Por otro lado, aunque en Facebook Ads podemos realizar campañas publicitarias enfocadas en conversiones, destaca principalmente por la facilidad que nos ofrece para generar branding en redes sociales, es decir, conocimiento de marca. Gracias a esto, el anuncio publicado, llega a posibles clientes potenciales que han sido ajustados previamente a nuestra segmentación.

Al contrario que en Google Ads, para los anuncios de Facebook Ads el usuario tiene una actitud pasiva ya que no ha realizado previamente búsquedas sobre la publicidad que se le muestra. Con esto intentamos llegar a aquellos usuarios que estén directamente interesados en los productos o servicios que mostramos y/o ofrecerles información sobre estos.

Otra diferencia clara entre las dos herramientas es el precio; sin embargo, dependiendo del sector al que pertenezca la empresa el coste por clic será variable.

Por ejemplo, si realizas una campaña de publicidad para un fotógrafo de bodas en la Red de Búsquedas, podrás comprobar que la puja para la palabra clave ‘’Fotografo de bodas’’ ronda cerca de los 5-6 € y puede ser incluso mayor en ciertas zonas geográficas con bastante competencia. Por una parte, Facebook Ads es más económico, pero hay que considerar el sector al que pertenecemos, nuestro público objetivo y el porcentaje de conversión que Google Ads puede generar al negocio, aunque su precio sea más elevado.

En cuanto a la segmentación, la principal forma que ofrece Google en la Red de Búsquedas es mediante palabras clave, con posibilidad de segmentar también mediante horario y territorio. Incluso tenemos la opción de generar audiencias para campañas de remarketing o simplemente lanzar una campaña a una audiencia personalizada que hayamos definido con anterioridad.

En Facebook la segmentación es muy interesante y útil, ya que incluye edad, sexo, demografía, territorio, educación, estado civil, intereses del usuario y dispositivos móviles. Esto influye en el momento de crear las campañas; Google Ads permite posicionarnos en cuanto a palabras clave de lo que el cliente está buscando, Facebook por su parte, permite ser más específico en cuanto al público objetivo al que queremos dirigir nuestra campaña.

Concluimos por tanto, que no precisamente hay que elegir entre las dos, sino que pueden complementarse para utilizar los puntos fuertes de ambas y así conseguir la máxima visibilidad, llegar a más clientes potenciales y aumentar las ventas. Esto implica disponer de presupuesto, por tanto, en el caso de decantarse sólo por una, hay que tener claro que el principal objetivo para Facebook Ads es hacer branding de la marca, y para Google Ads atraer al cliente que ya tiene una decisión de compra definida.

Si quieres realizar una campaña de publicidad te ofrecemos asesoría. Contacta con nosotros sin ningún compromiso, te atenderemos encantados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PACK DIGITALÍZATE